Harold Pinter: Discurso de agradecimiento del Nobel de Literatura