5 elementos clave para diseñar una cafetería

Las ciudades están repletas de bares, restaurantes y cafeterías, pero siempre hay algunas que tienen más éxito y a todas horas están repletas de gente tomando café, ¿alguna vez te has parado a reflexionar qué tienen en común estas cafeterías de éxito?

Los locales de hostelería con mayor éxito tienen un factor en común que los hace diferentes. Venden algo más que un simple café o una cerveza, ofrecen una experiencia para el cliente. Ahí reside lo que los hace únicos y especiales.

A continuación vamos a compartir contigo los 5 elementos clave para diseñar tu cafetería y ofrecer una experiencia única a tus clientes, una experiencia que los haga disfrutar del momento, vivir buenas sensaciones y querer repetir una y otra vez.

Muchas cafeterías abren sus puertas creyendo que por hacer un buen café van a triunfar, pero hay algo que no tienen en cuenta, el diseño del local, el ambiente, etc. Los clientes visitan tu local buscando una gran experiencia y, por lo tanto, el diseño es una prioridad para atraer nuevos clientes y atraerlos para que vuelvan.

Los siguientes cinco elementos son importantes para diseñar una cafetería de éxito.

1. Analiza las preferencias de tu clientela objetivo

Como ya hemos comentado, las cafeterías deben ofrecer una gran experiencia. No debes basarte en tus preferencias para diseñarla, si no en lo que crees que le va a gustar a tu clientela. Si no estás seguro de las características de tus clientes objetivo, primero investiga un poco, cómo son, qué les gusta, qué sitios frecuentan y todo sobre ellos para dar respuesta a sus necesidades.

Descubre lo que atrae a tus clientes a la hora de elegir un bar o cafetería: ambiente moderno, retro, relajante, elegante, pensado para niños, comida ecológica, etc. Por ejemplo, si tu cafetería está ubicada en el centro de un suburbio de la ciudad con la mayoría de la población compuesta por padres jóvenes, seguramente la mejor opción sea acondicionar tu cafetería con un espacio de juego para niños, con menús de meriendas y desayunos para niños, tronas y cambiadores en los baños.

Así que ponte manos a la obra a investigar sobre tu público y tendrás hecho la mitad del trabajo.

2. Diseño del exterior

Hablemos del diseño exterior de tu cafetería. Debe basarse principalmente en el concepto de tu tienda. El diseño del exterior debe transmitir instantáneamente la cultura / concepto de que quieres comunicar. Sin embargo, también debes considerar lo siguiente:

  1. ¿Tendrás asientos al aire libre, terraza exterior?
  2. ¿El ayuntamiento te permitirá colocar sombrillas y barreras para sentarse afuera?
  3. Requisitos reglamentarios establecidos por tu ayuntamiento o centro comercia

Antes de trabajar en el diseño exterior de tu local debes tener claro los valores y cultura empresarial que deseas transmitir para reflejarlo desde el exterior. Así mismo, debes acudir a tu ayuntamiento y pedir permisos para colocar terraza y barreras de protección.

3. Marca y señalización

Una vez más, la marca y la señalización de tu local deben reflejar tu concepto / cultura. Intenta combinar cualquier cosa, desde materiales, colores y fuentes hasta temas. Si nunca has realizado una imagen corporativa o de marca, acude a un profesional para ello.

Además, asegúrate de que sea fácil de leer e identificar. Siempre es aconsejable elegir un nombre atractivo que tus clientes puedan recordar y pronunciar fácilmente. Asegúrate de no complicarlo demasiado para intentar que destaque. En pocas palabras, tu marca y señalización deberían proporcionar una visión general rápida de tu negocio al transeúnte.

4. Imagen unificada

El interior de tu cafetería es el elemento de diseño más importante. No olvides que tus clientes están comprando una experiencia, no solo una taza de café. Es como comprar una caravana. Sí, es un medio de transporte, pero tiene más que ver con la experiencia que con el transporte.

Uno de los errores comunes es hacer un popurrí de conceptos en diferentes secciones de la cafetería, por querer abaracar diferentes públicos. Debes centrarte en un público determinado (empresarios, familias, jóvenes, jubilados) y adaptar tu local a ese grupo concreto.

Tu concepto debe ser uniforme en toda la cafetería, desde los cuadros, la combinación de colores, decoración de paredes, hasta la zona de barra, aseos, mesas y sillas, y el personal de trabajo. 

Otro factor muy importante, elije una iluminación que coincida con el estado de ánimo que estás tratando de crear. ¡La palabra ‘ambiente’ se usa ampliamente en la industria por una razón!

5. La carta

Otro factor fundamental es el diseño de la carta, que pasa por la selección de platos y bebidas disponibles, los precios y el diseño en sí de la carta.

Aunque en este post la carta sea el último punto que vamos a tratar, es quizás lo más importante en la apertura de un local, porque el tipo de comida que ofreces y los precios van a delimitar el público al que te diriges, de ahí la importancia de tener muy claro quién es tu clientela ideal.

A la hora de diseñar tu carta, un ejercicio muy práctico y fácil es visitar locales que sean para ti competencia directa, ver qué ofrecen ellos y cómo lo ofrecen, qué precios tienen y cómo es el servicio y la experiencia en su local.

Una vez hecho ese análisis tú solo tienes que mejorar lo que ya hay para asegurarte el éxito.